viernes, 7 de octubre de 2011

CRÓNICA: CANSADAS DE SER INVISIBLES. ACCIONES CONTRA LA EXCLUSIÓN SOCIAL.


Cansadas de ser invisibles, personas del colectivo Alambique y otras que se quisieron sumar, salimos a la calle los días 4 y 6 de octubre para recordar a los responsables políticos de los Servicios Sociales y de la Consejería de Bienestar Social, la situación y carencias de las mínimas ayudas y derechos que gestionan sus departamentos.


El martes 4 de octubre nos vimos delante de la Fundación Municipal de Servicios Sociales de Gijón para mostrar la realidad que existe en nuestra ciudad y en el Principado y, para ello, empapelamos las paredes de carteles con los datos que muestran la situación que se vive en la actualidad, y esos mismos datos los colgamos en un tendal para que todas las personas pudiesen verlos.


Mostramos que:

En los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Gijón no se informa de las Ayudas de Emergencia Social a todas las personas que lo necesitan.
-         Que no hay presupuesto suficiente (360.000€) para las necesidades reales.
-         No existen unas reglas del juego para poder solicitar las Ayudas de Emergencia Social.
-         Las Ayudas de Emergencia Social no son transparentes en su gestión y funcionamiento.
-         Que hay más de 130.000 personas en situación de pobreza y exclusión social en Asturias.
-         Que el salario social tiene un atraso estructural de más de 10 meses.
-         Que no hay presupuesto suficiente para lo que queda de año para garantizar el derecho.
-         Que no hay recursos suficientes, ni económicos ni humanos, para poder garantizar el derecho al salario social básico para todas las personas.

Y el jueves 6 de octubre, nos encontramos a las puertas de la Consejería de Bienestar Social para visualizar cuál es la situación en la que se encuentran las personas que están esperando la resolución de su solicitud del Salario Social. Para ello, con un calendario, fuimos pasando los meses y mostrando las diferentes situaciones y complicaciones, además de la indefensión en la que se encuentran. 


Adjuntamos el texto que se leyó durante la acción:

" 10 MESES DE ATRASOS"

Primer mes:
Acabo de terminar el subsidio de desempleo. Me han comentado que puedo pedir el Salario Social. Después de más de quince requisitos y de un montón de pegas administrativas, he tenido que volver cuatro veces, he conseguido meter los papeles en mi trabajadora social. Todo porque decían que en la casa donde vivo figuran varias personas empadronadas y querían que demostrase que no es así. Ahora me dicen que tengo que esperar.
Dicen que esto del Salario Social es una ley y que en la misma pone tres meses de espera. Empiezo a pensar cómo me voy a organizar y qué gastos puedo dejar de hacer. Voy cada mañana al INEM a ver si hay alguna oferta de empleo.

Segundo mes:
No sé nada de los papeles del Salario Social, me paso por la Unidad de Servicios Sociales y me dicen que todavía es pronto, que los papeles están en Oviedo, que deben de estar bien porque no les han pedido papeles nuevos. Este mes se me ha hecho un poco cuesta arriba, pero entre unos ahorrillos que tenía y no gastar mucho en comida, me he defendido.

Tercer mes:
Hoy he visto en el periódico que el Salario Social tiene un retraso de diez meses. Me he puesto muy nervioso y he llamado a la trabajadora social. Me ha cogido el teléfono una administrativa y me ha dicho que me da cita si quiero, pero que no hay nada nuevo.
El mes se hace demasiado largo, las patatas y el arroz se convierten en la base de la dieta, un día sí y otro también.
Este mes voy a dejar sin pagar la luz y el gas, ya tendré tiempo de pagarlo.
Me recorro las pocas obras que hay en Gijón para ver si consigo algún trabajillo. Recibo una carta de la Consejería, es la notificación de haber aceptado mi solicitud.

Cuarto mes:
Según la Ley, este mes dicen que resuelven mi solicitud, pero pasa el mes y nadie me dice nada. Este mes pago la luz atrasada y el gas pero ya no puedo pagar el alquiler. Ya no sé qué hacer, si no se resuelve pronto me voy a quedar en la calle. Tengo que decidir si comer algo o pagar el alquiler, ¿vosotros que haríais?

Quinto mes:
Voy al centro de Servicios Sociales cada dos días, pero ya ni me atienden. Me dicen que no hay nada resuelto y que es culpa de Oviedo, que vaya hasta allí a preguntar.
Ya son dos meses sin pagar el alquiler, mi casero me ha amenazado, que o pago o me echa. Comienzo a ir a comer a la Cocina Económica. No veo salida. Me pregunto cómo pueden soportarlo las familias con niños/as.

Sexto mes:
Me dan un panfleto en la calle en el que dicen que la gente que no tenemos recursos tenemos derecho a una Ayuda de Emergencia para momentos en los que no tenemos para pagar agua, luz, comida y cosas así.
Le digo al chaval que me lo da que a mí nadie me ha comentado nada de eso y que llevo seis meses esperando por el Salario Social. Me dice que vuelva a mi trabajadora social y le diga que me tramite la Ayuda de Emergencia, que tengo derecho. Voy hasta el Centro Social y la pido. ¿Por qué nadie me había informado de que existían estas ayudas? Me comentan que estudiarán la solicitud y en unos tres meses resolverán.

Séptimo mes:
He cambiado la Cocina Económica (ya no tengo posibilidad de pagar nada) por vales de comida de Cáritas.
El casero viene todos los días para que le pague, dice que ya ha metido los papeles para desahuciarme. Le digo que estoy esperando por el Salario Social y por las Ayudas de Emergencia Social, me dice que a él eso le da igual y que le pague.

Octavo mes:
He ido hasta mi Centro Social y esta vez no he podido aguantar los nervios, he gritado desesperado, la trabajadora social ha llamado a la policía, que me ha echado. No entiendo nada, ¿no se pueden poner en mi lugar?
Cómo estarían ellas si le debiesen ocho meses de sueldo, si no pudiesen pagar la luz y el gas, si les fuesen a echar a la calle ¿cómo se sentirían? Seguro que gritarían y alguien llamaría a la policía y las echaría a la calle.

Noveno mes:
Me ha llegado la carta de corte de luz. He intentado que la caja me abonase al menos un recibo para evitar el corte, ha sido imposible. El día 15 la cortan. He recibido una citación judicial que me obliga al pago de la deuda del alquiler del piso, bajo amenaza de tener que abandonar la vivienda.
Recibo cartas pero ninguna de la Consejería de Bienestar Social, ni del Ayuntamiento de Gijón, ¿por qué?

Décimo mes:
En Cáritas ya no me dan vales, me comentan que no tienen ya para toda la gente que lo necesita y que los van a dar en meses alternos. Este mes se va a hacer muy largo, qué hago. En el barrio, en algún bar me dan bocadillos para comer, pero me siento muy mal, no quiero vivir así. Noto como otras personas hacen comentarios sobre mí: “es un vago, no quiere trabajar…” No me atrevo a ir al Centro Social después de que me echase la policía
¿Llegará algún día un aviso de la Consejería de Bienestar Social? ¿Resolverán las ayudas que he pedido? Y mientras tanto... sólo quiero poder vivir con dignidad.


CONTRA LA EXCLUSIÓN, JUSTICIA SOCIAL.
            ¡¡VIVIR DIGNAMENTE ES UN DERECHO!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario