viernes, 23 de diciembre de 2011

2ª Crónica "24 HORAS POR EL SALARIO SOCIAL".



NO TENEMOS NADA QUE CELEBRAR, PERO Sí MUCHO QUE DENUNCIAR.


Continuamos la Acción "24 horas por el Salario Social"  empapelando, antes de la llegada del sol, la Consejería de Bienestar Social, dando a conocer las situaciones de pobreza y exclusión: más de 135.000 personas en Asturies por debajo del umbral de la pobreza, 31 personas que ya no tienen ningún tipo de ingreso (subsidios, ayudas, etc.) y las 89.000 personas desempleadas, los responsables políticos y las causas de esta situación y la necesidad de que "vivir dignamente sea un derecho".

Después de superar los problemas que los agentes de seguridad privada del Gobierno de Asturias nos fueron planteando, continuamos mostrando cuál era el día a día de las personas que tienen que esperar más de diez meses para resolver la solicitud del Salario Social, o cómo lo que parece una cifra son situaciones de verdadera emergencia y crisis, una crisis social que no se quiere reconocer.
 
A las 11 marchamos hacia la sede de Presidencia donde estaba reunido todo el Consejo de Gobierno con el objetivo de dar a conocer las reivindicaciones y exigir una solución a todo el equipo de Gobierno y no sólo a la Consejera, ya que todos son responsables de esta situación. 

Y a la una del mediodía regresamos a la puerta de la Consejería para entregar el Manifiesto con los apoyos de más de cien personas que hicieron posible la acción y de varios colectivos asturianos como Soldepaz Pachakuti, la Corriente Sindical de Izquierdas, Coordinadora Barrio Bajo, Vivir en Positivo, L’Abeyera, el Comité de Solidaridad con América Latina, la Coordinadora de ongs o Cambalache (siento si me olvido de alguien), a las medidas que se proponían.

A las tres de la tarde tuvimos un momento de ASAMBLEA para recoger propuestas para seguir denunciando y exigiendo una solución para las más de 4.000 "unidades de convivencia" que a día de hoy esperan entre 10 y 15 meses para poder ejercer el derecho a unos ingresos económicos mínimos. Así surgieron propuestas de insistir en la denuncia de las personas responsables, marcando claramente quiénes son, la necesidad de realizar acciones que visualicen aún más las situaciones de pobreza y exclusión que se están produciendo en Asturies y, por último, la necesidad de seguir enredando entre personas y colectivos para seguir haciendo viables estas acciones de denuncia y las redes comunitarias necesarias para poder ir cambiando las cosas.

No tenemos nada que celebrar, pero sí mucho que denunciar y en esas vamos a seguir hasta que no se consiga que vivir con dignidad no sea una lotería.


Toda la info de la acción:







No hay comentarios:

Publicar un comentario