viernes, 10 de febrero de 2012

CUENTAS, NO CUENTOS ¿DÓNDE VA EL DINERO?



Desde la Asociación contra la exclusión ALAMBIQUE, durante los meses de Octubre a Diciembre, realizamos las acciones de la Campaña “Cuentas, no cuentos ¿dónde va el dinero?” para denunciar las prioridades políticas y exigir que los recursos vayan dirigidos a las cuestiones verdaderamente necesarias para garantizar los derechos básicos de las personas.
Os hacemos llegar un último texto donde compartimos algunas reflexiones sobre los procesos de aprobación de los presupuestos.

 

 CUENTAS, NO CUENTOS.

Durante los meses de noviembre y diciembre de cada año, en la Asociación contra la exclusión Alambique tratamos de estar atentos/as a la poca información que los/as políticos/as van dando y debatiendo sobre los presupuestos para el año siguiente, es decir, a qué van a dedicar el dinero de todos y todas.
Consideramos los presupuestos una de las herramientas clave para observar las prioridades políticas y sociales, así como para analizar su potencial como mecanismo para redistribuir la riqueza.
Así es como, una vez más, en este final de 2011, pudimos ver que entre tanta luz navideña y ruido informativo queda silenciada la información clara y asequible a los/as ciudadanos/as sobre este tema. Este año en particular, hubo un gran silencio hasta bien avanzado el mes de diciembre, tanto en Gijón como en Asturias. Forma parte del proceso de elaboración de los presupuestos. Se niega la participación y el debate ciudadano hasta que no se tiene pactado el presupuesto. Unas veces con los otros grupos políticos, otras con los grupos de poder. Incluso se saltan los mínimos instrumentos de exposición y consulta ciudadana como son, en Gijón, los Consejos de Distrito, que han servido otros años para legitimar los presupuestos de la ciudad.
Con el fin de compensar esta falta de información y debate público, realizamos la campaña “Cuentas, no cuentos”, que consistió en sacar a la calle cuál es la realidad social que tenemos en Asturias:
-Más de 130.000 personas pobres.
-Más de 90.000 desempleados/as, 30.000 sin ningún tipo de prestación contributiva.
-Más de 4.000 solicitudes esperando por el Salario Social.
-Más de 5.000 personas pendientes de la Ley de Dependencia.

Y desenmascarar cuáles son las prioridades, en cifras económicas, a las que se dedica el dinero público: (algunos ejemplos de prioridades en el año 2011)
- Frente al presupuesto de 360.000 € para Ayudas de Emergencia Social (para todo el año) tenemos los 380.000 € en gasto de luces navideñas (para mes y medio) en Gijón.
- Frente a más de 25.000 desempleados/as en nuestra ciudad, se gastan 900.000 € en un evento de una semana, como el Concurso Hípico.
- Mientras existen solo 7 viviendas de emergencia social en la ciudad, el importe inicial para el parking de Cimadevilla es de 400.000 €.

Nos parece fundamental que podamos participar de forma real para establecer las prioridades de dichos presupuestos. En esta línea pudimos comprobar, mediante una encuesta lanzada por Internet, como las personas priorizaban una serie de medidas para avanzar hacia una herramienta más redistributiva:
- Eliminar las dietas y gastos en protocolo.
- Perseguir el fraude fiscal.
- Gravar a las grandes empresas y bancos con un porcentaje sobre los beneficios.
- Sancionar la especulación urbanística.
- Declarar Asturias “Zona liberada de gasto militar”…

También se tenía como prioridad clara el empleo y la lucha contra la exclusión social, como objetivos que se tenían que marcar a la hora de redactar el presupuesto.
Este año el proceso presupuestario se ha dilatado aún más en el tiempo, ante la falta de cifras reales de ingresos y gastos y la necesidad impuesta de ajustar los gastos a nivel autonómico y personas de tomar decisiones sobre las prioridades de gasto son nulas, estando en manos de intereses y personas muy alejados de la vida cotidiana de cualquiera de nosotras.
Cuando cerramos esta campaña y este texto, se han aprobado los presupuestos de la ciudad de Gijón y se acaban de convocar elecciones anticipadas para la Autonomía, ante la imposibilidad de aprobar los presupuestos para el año 2012, ya que el partido en el poder no ha conseguido convencer con sus prioridades. En el debate hemos podido ver cómo el partido de derechas garantizaba partidas de gasto social en el documento y los partidos que se llaman de izquierdas exigían inversiones en el presupuesto, más carreteras, más viviendas, más endeudamiento...¿el mundo al revés? O la constatación de que los presupuestos sirven para generar reglas de juego que beneficien a los grupos que controlan la economía y la sociedad, nunca como herramienta para satisfacer las necesidades de las personas que habitamos en Asturias y Gijón.
Olvidémonos, las prioridades están claras, son ell@s mism@s. (A modo de ejemplo: cada diputad@ asturian@ cobra más de 3.600 € /mes, sólo por este cargo ¿Para esto no hay crisis? ¿Dónde quedó lo de “arrimar el hombro”?).
Así es como empezamos un año más sin saber claramente a dónde va a ir nuestro dinero y sin haber podido debatir ni tomar decisiones.
Por ello seguiremos diciendo:
Queremos CUENTAS, NO CUENTOS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario