sábado, 9 de marzo de 2013

¡NO NOS VALE!


Desde la Asociación contra la Exclusión Alambique queremos mostrar nuestra postura públicamente ante los últimos acontecimientos vividos en Castrillón, en relación al apoyo y la denuncia pública que hemos realizado en apoyo a la situación de emergencia que vive Lourdes, vecina del Concejo.

Esta persona vivía una situación de emergencia social ya que se encuentra cobrando la RAI (426 €) y con una deuda en el pago de alquiler que terminaba con una orden de desahucio para el día 26 de febrero. Además, desde Alambique conocemos el caso desde hace varios años y reiteradamente este Ayuntamiento le ha denegado ayudas, la excluye sistemáticamente del registro de viviendas de emergencia social del municipio, así como de las distintas promociones de viviendas públicas que se han realizado en este tiempo. Durante todo ese tiempo ha sufrido un control, incluso policial, por parte del ayuntamiento y sus servicios sociales. Por tanto, no es la primera vez que tratamos de acompañar a Lourdes en lo que entendemos como una reivindicación porque se le garanticen unos derechos básicos, que nos son privilegios individuales sino derechos colectivos.

Es así como desde finales del año 2012 desde Alambique arrancamos una serie de actuaciones, siempre en diálogo con ella, para lograr saber por qué una vez más la excluyen del registro de viviendas de emergencia social exponiendo como motivo “no se considera situación de necesidad” y le deniegan “por silencio administrativo” una AES, habiendo presentado toda la documentación necesaria incluida la propia orden de desahucio que establecía la fecha del 26 de febrero. Todo este proceso estuvo ya lleno de falta de información, contradicciones, papeles que no aparecen, se echan la pelota del ayuntamiento a la Consejería de Bienestar Social y Vivienda y viceversa…

Entrado el año 2013 y acercándose la fecha de desahucio, que en principio era para finales de enero, vemos que la denuncia ha de ir claramente hacia la identificación de los responsables, que entendemos son los servicios públicos del Ayuntamiento de Castrillón y más concretamente, del concejal de Bienestar Social, José Luis Garrido (que por lo que sabemos se toma este caso como algo personal). Esta denuncia se concretó en dos panfletadas informativas* y una concentración que se llevó a cabo el pasado miércoles 20 de febrero ante el consistorio en Piedras Blancas, ya que no existía notificación de ninguna propuesta por escrito a Lourdes, a 6 días del desahucio.

Es a partir de ahí cuando suceden cosas que desde Alambique no compartimos y que por ello, queremos aclararlo públicamente. Desde Alambique entendemos una lucha contra la exclusión que vaya a las causas, a cambiar las raíces estructurales que dejan desprotegidas a las personas, como en este caso, entendíamos que estaba Lourdes.

Estrategias que NO NOS VALEN:

· No nos valen las “soluciones” provisionales que llegan a golpe de llamadas telefónicas como toque de atención por hacer una concentración. Entendemos que así tratan de silenciar e invisibilizar lo que les resulta incómodo.
· No nos valen las ayudas gestionadas excepcionalmente para “quitarse” a la gente de encima y que nos sirven para mejorar las condiciones generales de accesibilidad para tod@s.
· No nos valen los representantes públicos que la forma que ven para resolver las cosas es tratar de que la gente se cambie de municipio y así ya “no molesta”. (Sí, esto es lo que
“generosamente” ofrecía el ayuntamiento a Lourdes, una ayuda para poderse alquilar un piso en Avilés, con lo que ello supone de pérdida de derechos. ¿Quién va a echar una mano a Lourdes cuando en mayo deje de cobrar la RAI, no pueda pagar y por pérdida de tiempo empadronada no tenga opción a ninguna otra ayuda?).
· No nos valen las negociaciones con nadie si no es con la persona implicada delante (nos consta que este es otro de los requisitos que el Concejal pone para poder hablar sobre el caso. Sin embargo no tiene reparos en dar detalles de la situación personal de Lourdes a cualquier vecin@ que pregunta, lo cual va contra el principio de privacidad).

Expuesta toda la situación, sólo queda decir que apoyamos y comprendemos las decisiones personales que cada un@ pueda llegar a tomar cuando se ve en una situación tan extrema, lo que NO apoyamos NI comprendemos es como se hace uso del poder sobre estas personas para resolver, lo que es una SITUACION DE DESPROTECCIÓN EN SUS DERECHOS BÁSICOS, como algo que salpica, queda feo y molesta.

¡¡¡VIVIR DIGNAMENTE ES UN DERECHO!!!


(*La policía municipal nos indicó que es necesario pedir permiso para el reparto informativo en la calle, que ellos informan y es desde el Ayuntamiento donde valoran si es de recibo el cobro de tasas por esta actividad. Entendemos que el reparto de panfletos es un acto pacífico de información y reivindicación lo cual es un ejercicio de una responsabilidad pública).

1 comentario:

  1. Me parece que la Sra. Lourdes os va a salir rana... deberíais informaros mas y mejor sobre a quien defendeis...

    ResponderEliminar