domingo, 23 de febrero de 2014

20 de febrero: DÍA DE LA JUSTICIA SOCIAL. Crónica de la manifestación en Uviéu.




El 20 de Febrero,  unas 50 personas nos manifestábamos para reclamarle al gobierno asturiano que Vivir dignamente es un derecho, haciendo entrega de los más de 600 derechos de petición recogidos en el mes previo (http://asociacionalambique.blogspot.com.es/2014/01/campana-por-el-derecho-vivir-dignamente.html).
A las 11 de la mañana nos concentrábamos delante de la Junta General. A lo largo del recorrido hasta el Registro central hicimos paradas delante de la delegación del Banco de España, de un supermercado y de la Consejería de Malestar Social y Desahucios.

Además de personas a título individual, apoyaron colectivos como Alfalar, Asamblea de Paraos / Precarios d'Asturies, PAH-Asturies, Insubordinadas contra la deuda y la Corriente Sindical de Izquierdas.

A lo largo del recorrido se escucharon gritos de
 Vivir dignamente es un derecho, Nuestra pobreza es vuestra riqueza, Sacad vuestros colmillos de nuestros bolsillos, Contra la exclusión, redistribución.

Finalizamos la manifestación leyendo el manifiesto Nuestra dignidad por encima de su codicia (*) delante del Registro general del Principado, custodiado por la Policía Nacional. Allí hubo limitación al acceso por parte del personal de seguridad.

Vamos a dar un plazo de dos semanas para que se conteste desde el gobierno. El próximo día
 5 de marzo iremos a recordarles que Vivir dignamente es un derecho por encima de sus salarios y los beneficios millonarios de las empresas que se enriquecen con nuestras necesidades básicas.

No queremos limosna, sino justicia social.
Vivir dignamente es un derecho.



(*)  Manifiesto:

NUESTRA DIGNIDAD POR ENCIMA DE VUESTRA CODICIA.

¡¡Ya está bien!! Estamos hartas de miseria, de explotación, de saber que cuando pasen los ajustes estructurales las que vamos a seguir en el laberinto somos nosotras.

Cuando cambie el ciclo económico en Asturies y baje la cifra de 110.000 personas desempleadas, cuando por debajo del umbral de la pobreza ya no haya 180.000 personas. Cuando haya menos de 44.000 personas que no puedan disponer de un subsidio o de algún tipo de ingresos, muchas de nosotras seguiremos, empobrecidas, excluidas y explotadas por que el sistema capitalista necesita generar pobreza, exclusión, sufrimiento y dolor para poder generar los máximos beneficios en el menor tiempo posible.

Por un lado, nosotras seguiremos sin poder pagar nuestras facturas, sin acceder a recursos sociales básicos, padeciendo la criminalización de nuestra vida por carecer de recursos económicos. Seguirán desahuciándonos pero esta vez sin focos.

Por otro lado, la familia Cosme, los dueños del Alimerka, el señor Menéndez y otros nombres que seguro que todas los tenemos presentes, seguirán contando sus beneficios y acumulando subvenciones. Los políticos seguirán defendiendo los intereses de sus dueños utilizando la administración pública como herramienta para ello y olvidándose del bien común.

Antes de que ese momento llegue queremos denunciarlo, queremos denunciar la acumulación de la riqueza, el papel de la administración autonómica privatizando nuestros derechos básicos al servicio de los intereses privados. Pero también queremos denunciar nuestra situación.

Denunciar las 180.000 personas bajo el umbral de la pobreza, con menos de 532 euros para vivir al mes.

La situación de más de 5.000 unidades de convivencia que llevan esperando por el Salario Social más de 15 meses para poder ejercer un derecho.

La de 110.000 personas desempleadas que aun sueña con un empleo lo bastante digno para poder sobrevivir sin darse cuenta que dentro de este sistema social y económico ya no existe ese empleo, si no la más dura precariedad y explotación.

La situación de muchas de esas personas que ya no disponen de recursos suficientes para poder mantener una alimentación básica que les permita sobrevivir.

Las miles de personas que viven bajo la angustia y el dolor de no saber si van a poder pagar el siguiente recibo de agua, gas, luz o vivienda y esperan en silencio a que los desalojen de su techo.

Queremos denunciar todas estas situaciones y además exigir un Plan de Medidas
Urgentes.

PLAN DE MEDIDAS URGENTES:

1.- Gratuidad en el trasporte público de los municipios y el CTA para las personas que no tengan ingresos por encima del umbral de la pobreza.
2.- Gratuidad en los suministros básicos, agua, luz, gas, para las personas que no tengan ingreso por encima del umbral de la pobreza.
3.- Garantizar la alimentación básica de todas las personas bajo el umbral de la pobreza, facilitando el acceso a los alimentos suficientes de manera directa.
4.- La Renta Básica de la iguales para todas las personas comenzando por las 44.000 personas desempleadas que están sin ningún ingreso económico.

¡¡YA ESTÁ BIEN!! Estamos hartas de miseria, de explotación, de saber que cuando pasen los ajustes estructurales las que vamos a seguir en el laberinto somos nosotras.

NUESTRA DIGNIDAD POR ENCIMA DE VUESTRA CODICIA.
No queremos limosna, queremos justicia social.
Vivir dignamente es un derecho.




No hay comentarios:

Publicar un comentario